Filtros
Cerrar

Tipos de muelles: ¿Cuál es el mejor?

¿Qué tipo de muelle es mejor?

Si acaba de adquirir una propiedad cerca del agua o está pensando en renovar la que ya tiene, probablemente se esté planteando construir un muelle. Los muelles son útiles y valiosos en cualquier parte del mundo.

Si usted está listo para disfrutar de su propio muelle personal, pero se encuentra desconcertado por los diferentes tipos de muelles para barcos que hay, deje que los expertos de EZ Dock le presten algunos consejos. Nuestros expertos y entusiastas del agua están aquí para ayudarle a elegir el muelle ideal que le permitirá pasar menos tiempo en el mantenimiento y más tiempo en el agua. Desde 1991, hemos emparejado los propietarios de embarcaciones con opciones de muelle flotante que satisfagan y superen sus necesidades únicas de motos acuáticas (PWC).

Lea la guía completa sobre las opciones de acoplamiento o vaya a una sección específica: 

Cómo determinar sus necesidades de muelle

Debe tener en cuenta varios factores a la hora de determinar sus necesidades en materia de muelles. Existen numerosos tipos de muelles y materiales. La ubicación del muelle es otro elemento importante, ya que factores como las mareas o las condiciones del fondo pueden ayudar a determinar el tipo de muelle que debe utilizar en su zona costera. Aunque los distintos sistemas y configuraciones de muelles ofrecen sus propias ventajas, algunas estructuras se adaptarán mejor que otras a necesidades específicas.

Aunque existen diversos tipos de muelles para embarcaciones, pueden clasificarse en dos categorías generales: muelles desmontables y permanentes. Los muelles permanentes se instalan firmemente en el suelo con la intención de que permanezcan allí de forma permanente. Los muelles desmontables suelen ser semipermanentes, con la opción de ampliarlos, reconfigurarlos o retirarlos según sea necesario. A la hora de elegir un estilo de muelle, el primer paso sería decidir la ubicación y plantearse las siguientes preguntas:

  • ¿Qué profundidad tiene el agua y cómo son las condiciones del fondo? 
  • ¿El muelle debe ser permanente, ajustable o desmontable?
  • ¿Cuántas embarcaciones, kayaks u otras motos acuáticas deberá albergar simultáneamente el muelle?
  • ¿Las subidas y bajadas del nivel del agua limitarán el uso del muelle?
  • ¿Estará el muelle expuesto al hielo durante el invierno si la superficie se congela?
  • ¿Hay en su zona mucho tráfico de embarcaciones o tormentas frecuentes?
  • ¿Cuánto está dispuesto a gastar en la construcción y el mantenimiento de su muelle?
  • ¿Vas a encargar la instalación del muelle o buscas una opción que puedas hacer tú mismo?

Si instalar un muelle en una zona o añadiendo valor a un espacio comercial, deberá tener en cuenta cómo podrían cambiar sus necesidades. Por ejemplo, los propietarios de viviendas pueden optar por instalar muelles desmontables para que los futuros dueños tengan la opción de retirar la estructura. Del mismo modo, los propietarios de establecimientos comerciales, como puertos deportivos o restaurantes, pueden querer instalar muelles desmontables para sustituir o reparar fácilmente las secciones del muelle o para ampliarlo en el futuro. 

Ventajas de tener un muelle propio

Tanto si es propietario de una vivienda como si tiene un negocio en un lago, río, mar o puerto, la construcción de un muelle puede suponer una serie de ventajas. Algunas de las ventajas de poseer su propio muelle privado son las siguientes:

  • Acceso inmediato al agua
  • Seguridad añadida sin tasas de deslizamiento o almacenamiento
  • Oportunidades de construcción y accesorios personalizados
  • Aumento del valor de la propiedad
  • Posibilidad de utilizarlo para otras actividades de ocio

Ventajas de tener un muelle propio

Si le gusta pasar tiempo en el agua o cerca de ella, hay numerosas formas de utilizar y beneficiarse de tener su propio muelle privado: sólo tiene que determinar cuál es la mejor para usted.

Tipos de muelles permanentes

La instalación de muelles permanentes requiere equipos pesados y mano de obra intensiva, ya que se instalan en el fondo de un océano, lago o río. Este tipo de muelles funcionan bien en aguas poco profundas pero consistentes. Si estás pensando en construir un muelle permanente, estas son tus opciones:

1. Muelles para cunas

Los muelles cuna son permanentes y hechos a medida, a partir de marcos o cajas de madera llamados "cunas". Las cunas se colocan en el fondo del agua, se rellenan con grandes rocas y se cubren con un entarimado. Aunque son muy estables, los diques cuna suelen ser caros. Básicamente amplían la línea de costa y pueden afectar al flujo natural del agua y perturbar la vida salvaje. Por eso, en algunas zonas no están permitidos.

Un muelle de cuna debería durar décadas, lo que lo convierte en una excelente estructura de acoplamiento para aplicaciones permanentes. Sin embargo, quienes eligen este tipo de muelle están cambiando la comodidad por la estabilidad. Los muelles de cuna están pensados para ser instalados a largo plazo, lo que significa que no pueden retirarse o ampliarse fácilmente. Los muelles de cuna también pueden causar problemas ambientales a largo plazo, como la interrupción del flujo de agua a lo largo de la costa, afectando a la vida silvestre cercana y causando más problemas si se produce una inundación.

2. Muelles de suspensión

Casi lo contrario de los muelles cuna, los muelles colgantes cuelgan sobre el agua mediante cables y anclajes. Tienen un aspecto moderno y un impacto ambiental mucho menor que los muelles cuna. Su interesante diseño puede resultar visualmente atractivo; sin embargo, debido a la ingeniería necesaria para su instalación, los diques colgantes son muy costosos y requieren mucho tiempo.

Al igual que los muelles de cuna, la instalación de un muelle colgante no es una decisión que deba tomarse hasta que se hayan considerado todos los factores. Existen algunos inconvenientes que los propietarios de muelles colgantes pueden no prever inmediatamente. Por ejemplo, mientras que las estructuras de los muelles flotantes pueden retirarse en caso de mal tiempo, los muelles colgantes son fijos y se ven obligados a soportar vientos o marejadas potencialmente perjudiciales. Si el muelle es de madera o aluminio, las piezas dañadas pueden ser más costosas de sustituir que las de plástico.

3. Muelles fijos

Los muelles fijos son ideales en zonas de aguas agitadas. Suelen reconocerse por sus grandes estructuras anexas, como cenadores. Los muelles fijos son una de las plataformas más estables para caminar, ya que están construidos de madera u hormigón con fijaciones al suelo bajo el agua.

Estos muelles son más adecuados cuando el nivel del agua se mantiene estable y constante. Si el nivel sube demasiado, el muelle puede quedar sumergido. Si el nivel baja demasiado, el muelle queda demasiado alto sobre el agua, lo que dificulta subir y bajar de la embarcación.

4. Muelles de pilotaje

En los diques sobre pilotes, se introducen en el fondo grandes vigas de madera, denominadas pilotes, bajo el agua. A continuación, los pilotes se conectan al muelle -normalmente mediante un accesorio que contiene aros, rodillos o ambos-, lo que permite que el muelle suba y baje con los cambios del nivel del agua, manteniendo su posición en el agua. Los muelles de pilotes son ideales para pescar y para embarcaciones grandes. 

Es esencial planificar minuciosamente la construcción de un muelle de pilotes, ya que el éxito depende exclusivamente de su integridad estructural. Cualquier error, tratamiento incorrecto de los materiales o recorte de las esquinas puede provocar daños costosos. Por ejemplo, la madera sin tratar puede pudrirse con facilidad, mientras que la fibra de vidrio es más duradera. Los pilotes también necesitan protección contra los organismos destructivos y los dañinos rayos UV. Aunque pueden resistir fuertes corrientes, los muelles de pilotes son caros de construir y mantener y no se ajustan a los cambios de nivel del agua en comparación con un muelle modular flotante.

Tipos de muelles desmontables

Los diques desmontables funcionan mejor cuando el fondo de una masa de agua es demasiado blando o profundo para las fijaciones convencionales. Existen varios tipos de pantalanes desmontables, entre los que se incluyen los siguientes:

1. Muelles modulares flotantes

Los diques flotantes son plataformas versátiles diseñadas para permanecer en la superficie del agua, normalmente soportadas por tambores herméticos. Ofrecen secciones preconstruidas que pueden configurarse de diversas formas para adaptarse a distintas condiciones. A diferencia de los muelles fijos, la finalidad de todos los tipos de diques flotantes es ajustarse al nivel del agua, lo que los hace adecuados para ríos, mares o lagos que no pueden soportar estructuras permanentes.

Muelles flotantes

 

 

Los sistemas de muelles modulares flotantes son más prácticos que otros tipos de muelles. Suelen requerir menos permisos, ya que minimizan los daños causados por los sedimentos, y los sistemas eléctricos críticos fijados a la superficie del muelle permanecen por encima del nivel del agua. En condiciones meteorológicas adversas o fuera de temporada, los muelles flotantes pueden trasladarse fácilmente a lugares de almacenamiento seguros y volver a instalarse rápidamente cuando sea necesario. En ciertos casos, un dique modular flotante puede incluso permanecer en el agua durante todo el invierno, siempre que haya un mínimo de viento o corrientes de agua que podrían dañar los muelles al empujar el hielo contra ellos.

2. Muelles de tuberías

Los diques tubulares se construyen de forma muy parecida a los diques sobre pilotes, pero con armazón de aluminio y cubierta desmontable. Son más fáciles de construir y más económicos. Sin embargo, son menos estables, por lo que sólo funcionan bien en aguas poco profundas y deben desmontarse en los meses más fríos para evitar daños en las tuberías por congelación. Los diques tubulares causan el menor impacto en el medio ambiente, ya que sus superficies apenas entran en contacto con la tierra o el agua.

Mientras que las estructuras de muelles modulares flotantes pueden subir y bajar con el nivel del agua, los muelles tubulares son fijos, lo que significa que se sumergen fácilmente bajo el agua. Se recomienda elevar, bajar o reubicar el dique en regiones donde las variaciones estacionales puedan influir significativamente en el nivel del agua o provocar su congelación. Aunque este sistema de muelle es inicialmente menos costoso, el hielo y las corrientes agitadas pueden dañar las tuberías o la superficie. Los propietarios deben prever la reparación o sustitución ocasional de las tuberías o secciones de la superficie.

3. Muelles elevadores

Estos muelles son populares en zonas frías donde la nieve y el hielo afectan al entorno. Suelen tener robustos armazones de acero galvanizado. Los muelles elevables están sujetos a un cabrestante que puede subirse o incluso retirarse si es necesario para protegerlo de cualquier daño causado por el hielo. Por muy prácticos que sean, pueden resultar bastante caros en comparación con otros tipos de muelles.

4. Muelles rodantes

Combine la estabilidad de los muelles sobre pilotes con la flexibilidad de los muelles flotantes y obtendrá muelles rodantes. Están hechos de aluminio ligero e incorporan un conjunto de ruedas grandes de plástico o goma que facilitan su instalación y desmontaje, siempre que haya espacio suficiente para enrollarlos sobre la superficie. Los pantalanes rodantes son adecuados tanto para aguas tranquilas como agitadas y también pueden alojar la mayoría de tipos de motos acuáticas.

Aunque estos muelles son versátiles y fáciles de instalar por los propietarios, no son compatibles con todas las costas. Los muelles rodantes necesitan grandes superficies planas para almacenarse, además de un suelo duro sin rocas.

Materiales del muelle

La elección de un muelle implica mucho más que la simple elección de un estilo que satisfaga sus expectativas visuales. Como se ha descrito, hay muchas características tanto de los muelles fijos como de los flotantes que hacen que cada uno sea adecuado para una aplicación concreta. El tipo de material utilizado para construir el muelle debe ser otra consideración fundamental a la hora de diseñar su muelle nuevo o de sustitución. Para tomar la mejor decisión para su estructura junto al agua, debe examinar factores como el coste inicial, la durabilidad, el mantenimiento, los riesgos de daños y el impacto medioambiental.

Afortunadamente, tiene opciones a la hora de construir un muelle flotante o fijo. La madera, el aluminio y el plástico son los tres materiales más populares para las cubiertas de los muelles de embarcaciones que probablemente considerará. Aunque los tres pueden proporcionar a los propietarios de embarcaciones una plataforma robusta y fiable para botarlas, no todos los materiales tienen ventajas similares. Las diferencias entre los tres afectan a todo, desde los costes de explotación y propiedad a largo plazo y las responsabilidades de mantenimiento hasta la forma en que estos materiales pueden causar daños al medio ambiente y a los que utilizan el muelle.

1. Muelles de madera

Puede que algunos se imaginen un muelle de madera tradicional para su propiedad, y es fácil ver por qué. Para quienes prefieren un aspecto natural, la madera es estéticamente agradable. Sin embargo, aunque la madera es un material tradicionalmente conocido para cubiertas de muelles para barcos, tiene varios inconvenientes, como un mantenimiento intensivo, una vida útil variable y riesgos de seguridad limitados. Otros factores son:

  • Coste: Los precios de las tarimas de madera nuevas varían en función del tipo de madera utilizado. Los cedros y las maderas duras se sitúan en el rango más rentable de la escala por pie cuadrado. Aunque muchos tipos de madera tratada a presión también entran en ese rango, la madera sintética también puede ser cara. Sin embargo, si tiene un muelle antiguo que no presenta daños estructurales, le convendrá invertir en su conservación y mantenimiento, ya que devolverle su belleza de antaño aumentará su longevidad.
  • Durabilidad: Los muelles de madera ofrecen un aspecto natural y un acabado pulido y pueden durar varios años. Sin embargo, para que duren, es necesario teñirlos, lijarlos y sellarlos. Aun así, comparada con otros materiales, la madera es la que tiene una vida útil más corta y la que más le costará en tasas y tiempo de mantenimiento.
  • Mantenimiento: Pintar y sellar los muelles de pino o madera es sólo una solución temporal. La exposición continuada al agua dulce o salada y a la lluvia hará que la madera acabe pudriéndose y degradándose. La madera tratada a presión puede requerir una supervisión constante y un mantenimiento preventivo para evitar que los componentes de madera se degraden y arruinen el muelle. Un muelle de madera también puede necesitar ser repintado cada dos o tres años.
  • Daños potenciales: Las termitas no son la única amenaza para los muelles de madera o los muelles con cubierta de madera: muchos tipos de insectos pueden dañar la madera no tratada. Dependiendo de la zona en la que vivas, los escarabajos de las postes eléctricas pueden sentirse atraídos por el muelle y la cubierta, y anidar en la madera sin tratar, que puede no empezar a mostrar signos de daños hasta que los escarabajos emergen. Las hormigas carpinteras pueden anidar en madera dañada y empezar a hacer túneles a través de la estructura. Las abejas carpinteras también pueden perforar la madera para poner sus huevos.
  • Reparaciones: Además de convertirse en un peligro para la seguridad, la sustitución de la madera podrida en seco podría costarle cientos de dólares. La sustitución de pilotes o tuberías puede costar más, ¡hasta 1.600 dólares por pieza! Sin embargo, si descubre una podredumbre mínima o pequeños agujeros, es probable que pueda reparar estas zonas usted mismo con masilla para madera. Otros arreglos sencillos para los muelles de madera más antiguos que no presentan daños estructurales importantes son la reparación de tablas sueltas, la eliminación de manchas y decoloraciones y la sustitución de clavos sueltos y tablas agrietadas.
  • Consideraciones medioambientales: La madera es un recurso 100% renovable y contamina menos el aire y el agua que otras opciones de muelles. Sin embargo, la madera tratada a presión, que se utiliza para la construcción de muelles en zonas de agua dulce y salada, puede contaminar el agua. Dado que en el proceso de tratamiento de la madera se utilizan productos químicos, todos los fabricantes de madera tratada tienen que cumplir las normas mínimas de retención de la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA).
  • Capacidad de configuración: Los muelles permanentes de madera, como los muelles de pilotes o los muelles cuna, no se desmontan fácilmente. La ampliación o reconfiguración de un muelle de pilotes o de cuna requeriría un trabajo considerable. Un muelle flotante suele ser una estructura personalizada y requeriría una solución a medida para ampliarlo o rediseñarlo según sus necesidades. También debe tener en cuenta las normas y reglamentos vigentes en su zona en relación con la instalación de muelles adicionales.
  • Cuánto duran: Un muelle de madera bien mantenido hecho con madera tratada a presión podría durar unos 10 años. Sin embargo, incluso con un mantenimiento regular, siempre existe el riesgo de que se pudra, deforme, parta o astille. Los clavos de la madera también pueden desprenderse con el tiempo.

2. Muelles de aluminio

Aunque lo primero en lo que piense al considerar sus opciones de materiales para cubiertas sean los muelles de madera tradicionales, las cubiertas de aluminio son otra opción que puede sopesar. Ensambladas con bordes entrelazados, las tablas de la tarima de aluminio crean un sello hermético y sin ranuras. Algunas otras consideraciones son:

  • Coste: Normalmente, los muelles de aluminio son pre-construidos por los fabricantes y pueden tener costes iniciales más elevados. Como resultado, suele ser uno de los materiales más caros que puede elegir para su muelle.
  • Durabilidad: A diferencia de la madera, que es susceptible a los impactos ambientales, el aluminio es resistente a los arañazos y a las inclemencias del tiempo. El aluminio también tres veces más resistente que la madera y hasta cuatro veces más ligero.
  • Mantenimiento: Aunque el aluminio no se oxida, se corroe, lo que puede afectar a la integridad estructural del muelle. El aluminio se vuelve opaco por la corrosión y se le pueden incrustar desde calcio y cal hasta manchas de agua dura. Tendrá que rociar con frecuencia los muelles de agua salada con agua corriente para evitar la corrosión de la sal. Para limpiar las manchas de sustancias peligrosas, suciedad o algas, mezcle agua y bicarbonato de sodio hasta formar una pasta y friegue las zonas con lana de acero o un cepillo de alambre. A continuación, lave a presión todo el muelle.
  • Daños potenciales: Afortunadamente, los muelles de aluminio son lo suficientemente fuertes como para resistir los daños causados por el impacto con una embarcación. Sin embargo, como ocurre con cualquier embarcación que entra en contacto con un objeto de tamaño considerable, un muelle de aluminio podría causar daños a una embarcación.
  • Reparaciones: Dado que las tarimas de aluminio no se pudren, no atraen a las plagas dañinas y no desarrollan moho, las reparaciones suelen ser mínimas.
  • Consideraciones medioambientales: Aunque el proceso de extracción y el refinamiento del mineral requieren mucha energía, el aluminio se recicla en gran medida. Se puede reutilizar el aluminio no contaminado casi indefinidamente.
  • Capacidad de configuración: Dado que los muelles de aluminio suelen fabricarse en secciones para su instalación, pueden añadirse o reconfigurarse. Mientras que las estructuras permanentes, como los muelles de pilotes de madera, no pueden desmontarse fácilmente, los muelles de aluminio suelen poder plegarse y almacenarse cuando no se utilizan durante el invierno o en temporadas de fuertes tormentas.
  • Cuánto duran: Las tarimas de aluminio son las más duraderas de todos los materiales y deberían resistir el paso del tiempo.

3. Muelles de plástico

Quienes busquen un sistema de pantalán flotante duradero e innovador deberían pensar en la tarima de plástico. Este tipo de material es fácil de instalar y se adapta a todo tipo de presupuestos. También es una gran opción si desea la durabilidad y longevidad de los muelles de aluminio, pero sin su elevado precio. 

Aunque los muelles permanentes de madera fueron en su día el sistema de atraque tradicional, ya no son la opción más práctica. Un muelle modular flotante de plástico suele ofrecer más ventajas y menos inconvenientes que los muelles permanentes de madera y metal juntos, entre los que se incluyen los siguientes:

  • Coste: Los pantalanes fijos de madera o aluminio pueden costar más en total, pero los pantalanes flotantes de resina o plástico pueden ahorrarle dinero a largo plazo. Su capacidad de reconfiguración instantánea le permite actualizar su muelle a medida que cambian sus necesidades. También son portátiles, lo que significa que su inversión en un único sistema de pantalanes puede trasladarse con usted allá donde vaya.
  • Durabilidad: Las cubiertas de resina y los muelles de plástico están fabricados con materiales duraderos para la superficie del muelle y diseñados para ofrecer la máxima durabilidad y permitirle pasar más tiempo en el agua. Tanto en agua dulce como salada, los muelles de polietileno no se pudren ni se astillan como los de madera. Además, no tendrá que preocuparse de sustituir toda la estructura en caso de que una parte sufra daños. Si se daña una sección del muelle de resina o plástico, puede sustituirse fácilmente. Tampoco hay que preocuparse por postes, tuberías o pilotes dañados.
  • Mantenimiento: Los muelles de madera requieren un mantenimiento regular, y aunque los muelles de aluminio pueden no necesitar tanto mantenimiento, todavía requieren un ojo atento para el óxido, el moho u otras ocurrencias desfavorables. Las cubiertas de plástico son mucho más fáciles de mantener. Limpiar la cubierta con un simple barrido puede ayudar a que la superficie conserve su belleza. Puede limpiarla con agua y jabón y eliminar las manchas con limpiadores de cubiertas y desengrasantes domésticos.
  • Daños potenciales: Los muelles modulares de plástico flotantes pueden ayudar a causar menos daños a las embarcaciones que se quedan en el agua durante condiciones meteorológicas adversas o huracanes. A diferencia de los muelles permanentes que son estacionarios, los muelles modulares flotantes pueden subir y bajar con un oleaje que mantendrá la tensión en las líneas del muelle al mínimo. Cuando se trata de movimientos horizontales, un buen juego de defensas es probablemente la mejor protección para reducir los daños a la embarcación.
  • Reparaciones: Con los diseños de muelles flotantes de plástico duraderos, su inversión inicial dura mucho más. De hecho, muchas cubiertas de plástico vienen con garantías que protegen contra ciertos daños. Por ejemplo, los productos y componentes de EZ Dock están cubiertos por a garantía limitada. Eso significa que cualquier grieta, fuga, rotura y deterioro ultravioleta debido a defectos de mano de obra o materiales están cubiertos durante el período de garantía. Todos los herrajes y accesorios también están cubiertos durante el primer año.
  • Consideraciones medioambientales: Aunque ciertos tratamientos químicos de la madera o los metales podrían contaminar el agua, los sistemas ecológicos EZ Dock están fabricados con polietileno y acopladores de caucho moldeado que son reciclables y no dañan el medio ambiente. Se fabrican sin productos de madera, relleno de espuma ni ningún otro material catalogado como residuo peligroso por la EPA. Hasta el 90% del producto está fabricado con caucho reciclado previo o posterior al consumo y no libera ningún contaminante cuando se daña.

Respetuoso con el medio ambiente

  • Capacidad de configuración: Los muelles fijos de madera o aluminio pueden tener algunas ventajas, pero un inconveniente importante es que son bastante costosos y laboriosos de ampliar, reconfigurar o retirar. Los muelles flotantes, como los de EZ Dock, pueden desmontarse fácilmente cuando no se utilizan. También pueden ampliarse o rediseñarse para adaptarse a múltiples frentes de agua y están disponibles en secciones de dique flotante personalizables en una variedad de configuraciones para satisfacer todas las necesidades.
  • Su duración: Cualquier gran compra que haga debe ser una inversión en la que pueda confiar que durará años. Su muelle debe ser lo bastante fuerte estructuralmente para mantener su integridad en circunstancias normales y poder soportar cualquier inclemencia meteorológica que pueda amenazar su seguridad. Ciertos tipos de muelles fijos de madera o metal pueden no estar construidos para sobrevivir a fuertes tormentas, pero los muelles de plástico duradero están hechos para durar. EZ Dock está diseñado para resistir muchos desafíos medioambientalesincluyendo la mayoría de los huracanes de categoría baja a media.

Peligros potenciales para la seguridad en los muelles

La seguridad siempre debe ser una preocupación a la hora de crear y utilizar un muelle. Dado que la gente suele descalzarse para las actividades acuáticas, es probable que la mayoría de los usuarios del muelle vayan descalzos. Con el riesgo de astillarse o de que la superficie se caliente, tendrá que tener en cuenta cómo el material del muelle puede lesionar a los usuarios con los pies descalzos. El calor puede hacer que un muelle de aluminio aumente de temperatura, lo que podría quemar los pies o las manos de quienes lo utilicen. 

Esta característica hace que sea preferible elegir un material de madera para la superficie del muelle en lugar de metal, aunque los colores más oscuros de la madera absorben y arrastran más calor hacia el interior de la tabla. Sin embargo, uno de los peligros de los muelles de madera es que pueden astillarse o pudrirse con el tiempo. Incluso las superficies tratadas pueden empezar a degradarse y mostrar signos de deterioro a medida que el agua y las bacterias hacen mella.

También debe tener en cuenta que la humedad y las precipitaciones pueden dejar resbaladizas las superficies de los muelles. Independientemente de la época del año, el mal tiempo puede crear condiciones resbaladizas. Si la gente utiliza su muelle para entrar y salir del agua, existe la posibilidad de que el agua se asiente en la superficie del muelle. Si no se tratan o no se limpian, los muelles de madera pueden resbalar cuando están mojados y los muelles de aluminio pueden volverse rápidamente resbaladizos. 

Además, la madera se dilata al absorber la humedad y se contrae al secarse. Este proceso puede hacer que la madera se astille aún más, y estas astillas pueden ser portadoras de bacterias que causan infecciones. Para minimizar las posibilidades de clavarse una astilla en la terraza, puede lijar las astillas grandes que vea.

Los muelles modulares flotantes de plástico tienen una ventaja inmediata en seguridad, ya que ayudan a eliminar la mayoría de los peligros potenciales inherentes a los muelles de madera y metal. La superficie de un muelle de polietileno es antideslizante y no se astilla, lo que permite a todo el mundo disfrutar libremente de su terraza sin preocuparse de lastimarse los pies descalzos. Además, se mantiene fresco para proteger los pies descalzos.

Muelles diseñados para condiciones de aguas bravas

Una de las principales fuerzas de la naturaleza con las que tienen que lidiar los muelles son las condiciones de las aguas bravas. Estas condiciones pueden ser el resultado de vientos fuertes, tormentas severas, huracanes e incluso tornados. Sea cual sea el tipo de clima que provoque las aguas agitadas, una cosa es segura: su muelle va a recibir una paliza.

Aunque los muelles de madera tradicionales pueden sobrevivir a un par de tormentas fuertes, en poco tiempo empezarán a desmoronarse. Los clavos y tornillos empezarán a asomar, las tablas se aflojarán y el acabado protector de la madera se desgastará. Más pronto que tarde, un muelle de madera se descompondrá a causa de las duras condiciones del agua.

Si busca ideas de muelles para aguas bravas, un muelle modular flotante de plástico es su mejor opción. Son el mejor diseño de dique flotante por muchas razones, incluida la capacidad de soportar condiciones meteorológicas turbulentas y olas violentas. Los muelles flotantes de plástico para aguas bravas sobrevivirán tormenta tras tormenta, por lo que podrá refugiarse con confianza, sabiendo que su muelle estará bien cuando amaine la tormenta.

Cómo elegir el mejor material para el muelle

Tanto si va a instalar un nuevo muelle como a remodelar una cubierta existente, lo más probable es que desee un proyecto terminado que no requiera un mantenimiento o reparaciones constantes. Los materiales de alta calidad que son duraderos y seguros son importantes, pero tampoco debería tener que sacrificar la apariencia para mantener los beneficios. Antes de decidirse por un material para el muelle, debe comparar todas las opciones para determinar las ventajas e inconvenientes inmediatos y a largo plazo de cada una. El mejor material para muelles será una superficie que requiera poco mantenimiento y que pueda resistir años de uso y de exposición a la intemperie.

Los muelles de aluminio y de madera presentan algunas ventajas, pero los muelles modulares flotantes de plástico son, con diferencia, las soluciones más ventajosas para los muelles. Tanto los costes iniciales como los generales de los muelles de plástico son inferiores a los de otras alternativas, lo que le ayudará a sentirse seguro de su inversión. También son fáciles de mantener, ya que requieren un mantenimiento limitado tanto en entornos de agua dulce como salada. Al comprar un muelle de plástico, debe buscar uno con una superficie antideslizante y respetuosa con el medio ambiente que pueda reconfigurarse, ampliarse o sustituirse cuando sea necesario.

Si se decide por un muelle flotante de plástico, no hay mejor opción que EZ Dock - la solución definitiva frente al mar. Somos uno de los principales fabricantes de muelles modulares flotantes del mundo y hemos ayudado a nuestros clientes a diseñar las soluciones de atraque perfectas para sus puertos deportivosresorts, y industrial o industriales o gubernamentales. Lagos, ríos y océanos - dondequiera que usted necesita un muelle, EZ Dock tiene cubierto.

Nuestro diseño pionero utiliza acoplamientos de caucho reciclado que permiten que cada pieza del muelle se mueva de forma independiente para mantener toda la estructura intacta durante las condiciones meteorológicas más duras y adversas. Estos muelles de polietileno son fáciles de mantener en cualquier entorno. Nunca tendrá que volver a pintar partes descoloridas, sustituir secciones podridas o reparar tablas astilladas. En su lugar, nuestros muelles modulares flotantes están diseñados para reducir el tiempo dedicado al mantenimiento y maximizar su tiempo en el agua.

EZ Dock tiene el muelle modular flotante para satisfacer sus necesidades

¿Acaba de empezar el proceso de búsqueda de un muelle? Echa un vistazo a nuestra guía para empezar a caminar a través de consideraciones adicionales y obtener respuestas a las preguntas más frecuentes. Con precios competitivos y la capacidad de personalizar, EZ Dock mejorará su experiencia al aire libre como nunca antes. Ofrecemos varios sistemas de atraque para satisfacer sus necesidades, incluyendo muelles flotantes, puertos, lanchas para kayaks y canoasy ascensores. Incluso ofrecemos complementos, como barandillas, accesorios de muelle y pasarelaspara ayudarle a conseguir la experiencia de muelle exacta que desea crear.

Si usted está listo para obtener más información o desea una cotización fácil, póngase en contacto con EZ Dock hoy mismo. Podemos ayudarle a construir un muelle personalizado de alta calidad que está diseñado para durar más y superar las cubiertas de madera y aluminio.

Guía de muelles

Vea nuestras secciones de muelles

Contacto

Comparte: