Filtros
Cerrar

Los entresijos del paddle boarding para principiantes

Los entresijos del paddleboarding para principiantes

La popularidad del paddleboarding no ha dejado de crecer desde 2010, y cada año hay más personas que se sumergen en él. Los entusiastas del agua y los amantes de la naturaleza disfrutan del paddleboarding porque es una forma de ejercicio de bajo impacto y fácilmente accesible sin costosas barreras de entrada. Cualquiera que tenga una tabla de pádel puede probar este deporte, tanto si vive cerca de un océano, un lago o un río. Además, es uno de los deportes acuáticos más fáciles de aprender para los principiantes.

Aquí tienes todo lo que necesitas saber para probar el paddleboarding por primera vez, incluyendo el equipo que necesitas, las técnicas que debes aprender y cómo elegir la tabla adecuada.

Consulta los muelles para tablas de pádel

Lea el artículo completo o vaya a una sección específica: 

Stand-up Paddleboarding (SUP)

¿Qué es el paddleboarding?

El stand-up paddleboarding (SUP) utiliza una tabla de surf de remo larga y ancha para navegar sobre el agua de pie, tumbado o de rodillas. Combina elementos del surf y del kayak: te mantienes en equilibrio sobre las olas y utilizas un remo para impulsarte y girar. Puedes practicar el paddleboarding en cualquier masa de agua, ya sea en una concurrida playa del océano o en las tranquilas aguas de un lago.

El SUP te ayuda a desarrollar los músculos, mejorar el equilibrio y ganar flexibilidad, y puedes adaptarlo fácilmente a tu nivel de experiencia e intereses. Puede ser tan relajante o tan desafiante como quieras, lo que lo convierte en el deporte acuático ideal para los principiantes.

Dado que cualquiera puede aprender a practicar el paddleboard por muy poca inversión inicial -la mayoría de los lugares ofrecen alquiler de tablas de paddleboard si no estás dispuesto a invertir en tu propio equipo-, cada vez es más popular entre todo tipo de personas. Incluso puedes combinar el SUP con otras actividades recreativas, como el yoga, el surf y la pesca.

Tipos de SUP

Tipos de SUP

Las tablas de SUP están disponibles en varias anchuras y longitudes. Cuanto más ancha sea la tabla, más fácil será mantener el equilibrio como principiante. La mayoría de los principiantes deberían empezar con una tabla de al menos 30 pulgadas o más de ancho. Cuanto más larga sea la tabla, más rápida será, mientras que las tablas más cortas son más fáciles de maniobrar y controlar. La mayoría de los SUPs oscilan entre los 9 pies y los 11 pies.

Además de tu nivel de experiencia y tus objetivos de remada, compara tu peso corporal con el peso máximo recomendado para cada SUP. De lo contrario, corres el riesgo de que tu tabla se hunda demasiado en el agua.

Algunas tablas de SUP tienen una o más aletas en la parte superior para ayudarte a moverte rápidamente por el agua. Las aletas están siempre en la parte trasera. 

1. Tablas de pádel duras

Las tablas de pádel duras tienen un grueso núcleo de espuma envuelto en epoxi o fibra de vidrio duraderos. Algunas tablas de pádel duras pueden tener una parte superior blanda, llamada cubierta, para mayor comodidad.

Al ser más pesadas, las tablas de remo duras se deslizan más suavemente por el agua y ofrecen más resistencia al viento que las SUP hinchables. Pueden ser engorrosas de almacenar y transportar, así que asegúrate de tener suficiente espacio de almacenamiento y un estante de viaje para tu vehículo antes de invertir en una. 

2. Tablas de pádel hinchables

Las tablas hinchables son una versión más reciente de las tablas de pádel tradicionales, fabricadas con materiales ultrarresistentes que las hacen ligeras pero fáciles de rodar, transportar y almacenar. Tienen una cubierta más blanda que ayuda a evitar el cansancio y puede ser más fácil para los pies y los músculos que algunas tablas de pádel duras. 

Las tablas hinchables son resistentes, por lo que rara vez se dañan, pero existen kits de parches para los pinchazos o agujeros. Los SUPs inflables vienen con una clasificación específica de libras por pulgada cuadrada (PSI) para indicarte cuánto debes inflarlos.

3. Tablas de pádel para actividades específicas

Dado que el paddleboarding es tan versátil, algunos SUP están diseñados para acomodar actividades específicas, así como el paddleboarding estándar:

  • Yoga: El SUP yoga da a la gente la oportunidad de tomar tierra, estirarse y relajarse desde el agua cuando está rodeada de naturaleza y aire fresco. Las tablas de SUP yoga tienen una cubierta más ancha para permitir un amplio espacio para las poses, y normalmente se asientan más alto fuera del agua.
  • Pesca: Pescar desde una tabla de paddleboard te permite acceder a nuevas zonas que de otro modo serían difíciles de alcanzar en una embarcación motorizada o a pie solamente. Las SUP de pesca tienen más espacio en la parte superior de la tabla para guardar tu equipo. Las tablas también pueden tener aditamentos y accesorios para facilitar la pesca, como un soporte para la caña de pescar.
  • El surf: En lugar de confiar sólo en tu cuerpo, el SUP surfing te da la ayuda añadida de tu remo para surcar las olas. Los SUP de surf están diseñados para el agua del océano y dan a los surfistas la estabilidad suficiente para atravesar el viento y las corrientes.
  • De competición: Las SUP de competición son más largas y estrechas que las tablas estándar porque su forma les permite cortar el agua rápidamente.
  • Recorrido: El touring es una exploración de larga distancia de un lago, río u océano. Los SUP de travesía son largos y estrechos, por lo que caben en zonas más pequeñas, y tienen una punta puntiaguda para ayudar a dirigir y girar.

Equipo de paddleboard para principiantes

Equipo de paddleboard para principiantes

Tanto si alquilas como si compras tu equipo, el equipamiento imprescindible para iniciarse en el paddleboarding incluye:

  • Una tabla y un remo: Consulta en tu tienda de ocio o puerto deportivo local para alquilar una tabla y un remo para el día. Esto te dará una mejor idea del tipo de SUP que te interesa y cuál es el más cómodo para tu tipo de cuerpo. 
  • Un chaleco salvavidas: Un dispositivo de flotación personal (PFD) como un chaleco salvavidas mantendrá tu cabeza fuera del agua cuando te caigas de la tabla. Busca uno que se adapte a tu tamaño corporal de forma cómoda y segura. 
  • Un leash de SUP: Todos los practicantes de paddleboard necesitan un leash de SUP. Un leash de SUP es una correa enrollada o recta que se sujeta a la tabla y al tobillo o la pantorrilla. Te ayuda a no perder de vista tu tabla después de una caída, pero es fácil de separar si te enredas. Los leash de remo hacen lo mismo, pero se sujetan al remo y al brazo para evitar que se vaya a la deriva.
  • Ropa de baño cómoda: La ropa que lleves en tu tabla de pádel depende totalmente de ti y de tus planes para el día. Algunos prefieren los trajes de baño, los trajes de neopreno y los pantalones cortos, mientras que otros optan por la ropa deportiva flexible y las lycras para una navegación más activa. Cualquier cosa que te pongas debe ser de ropa segura para el agua.
  • Equipo de seguridad: Lleva un silbato de seguridad para soplar si te caes de la tabla o necesitas advertir de tu presencia al tráfico de embarcaciones que se aproxima. Lleve una linterna si va a remar de noche o en un día nublado. No olvide aplicarse crema solar a intervalos regulares.

Técnicas de paddleboarding para principiantes

El paddleboarding es fácil de aprender si se hace paso a paso. Aunque hay múltiples formas de practicar el paddleboard, todo practicante debe aprender primero a ponerse de pie, equilibrarse, recuperarse y remar. Consulta los siguientes pasos para aprender a utilizar una tabla de pádel: 

Cómo ponerse de pie en una tabla de pádel

Cómo estar de pie

Una de las preocupaciones más comunes de los nuevos practicantes de paddleboard es cómo mantenerse de pie en la tabla sin caerse. Afortunadamente, es más fácil de lo que parece, sobre todo si empiezas con una tabla más ancha. He aquí cómo empezar:

  1. Elija una parte poco profunda del agua para embarcarse antes de remar hacia un extremo más profundo.
  2. Arrodíllate en la tabla con una rodilla a cada lado del agujero del asa.
  3. Agarra el eje de la pala por delante de las rodillas con los dedos abiertos y da unos cuantos golpes a cada lado de la tabla.
  4. Reemplaza lentamente una rodilla con el pie en el centro de la tabla.
  5. Estira el brazo de ese lado.
  6. Repite con el otro lado.
  7. Separe los pies a la altura de los hombros en el centro de la tabla con los pies paralelos y planos contra la cubierta.
  8. Dobla las rodillas ligeramente y compromete tu núcleo mientras remas más lejos.

Si en algún momento sientes que pierdes el equilibrio, utiliza el remo para mantenerte firme hasta que puedas volver a encontrar el equilibrio.

Cómo mantener el equilibrio

El equilibrio en una tabla de paddleboard requiere práctica, pero cuanto mejor te mantengas estable en tu tabla, más rápido y más lejos podrás viajar. Practica tu equilibrio siguiendo estos consejos:

  • Mantenga las rodillas ligeramente flexionadas y el núcleo centrado.
  • Resiste la tentación de confiar demasiado en la fuerza de tus brazos. En lugar de eso, involucra a todo tu cuerpo para mantenerte conectado a tierra.
  • No mires hacia abajo, a los pies o al agua. Mantén la mirada hacia delante sin llevar tensión en el cuello y los hombros.
  • Mantén una buena postura con los hombros cuadrados detrás de ti y las piernas separadas a la altura de los hombros.
  • Mantenga los dedos de los pies apuntando hacia la parte delantera de la tabla y los pies parejos entre sí.
  • Empuje el peso de su cuerpo hacia las bolas de sus pies.

Aprender a mantener el equilibrio es la única manera de dominar el remo de pie. Tendrás que ajustar tu postura a medida que encuentres obstáculos, olas y distracciones. Cuando te muevas por la tabla, recuerda mantener tu peso centrado en la parte central de la cubierta y dar pasos pequeños y deliberados. Practica el equilibrio en todo tipo de aguas y condiciones meteorológicas, como el viento, las corrientes suaves y los giros.

 

Cómo volver a embarcar después de una caída

Cómo volver a embarcar después de una caída

Uno de los errores más comunes de los principiantes es desanimarse cuando se cae o se resbala. Es totalmente normal caerse de la tabla de pádel; incluso los riders experimentados se tiran accidentalmente de vez en cuando. Caer unas cuantas veces mientras aprendes es en realidad una buena idea, para que puedas aprender la mejor manera de caer y cómo volver a embarcar con seguridad. Siempre que lleves puesto el chaleco salvavidas y la correa de la tabla, las caídas son una parte normal -y posiblemente incluso divertida- del proceso de practicar el paddleboarding.

Si sientes que pierdes el control o la tracción, intenta caer lo más lejos posible de tu tabla para evitar el impacto, que podría hacerte daño. Utiliza tu tabla y la correa del remo para recoger todo lo que hay delante de ti. Utiliza ambas manos para centrar la tabla de pádel y usa una mano para agarrar el agujero del mango. Deja que tus piernas se desplacen detrás de ti, y luego utiliza la tensión del agua para dar una patada y lanzarte a la tabla desde el agua. Una vez que estés a bordo, recupera el aliento, oriéntate y retoma una posición cómoda de pie cuando estés listo.

Si te caes de la tabla con el tráfico de otras embarcaciones en el agua o en cualquier momento después del anochecer, utiliza tu silbato para indicar a los demás dónde estás y hacerles saber que no se acerquen. Practica siempre el paddleboarding con otras personas, en caso de que no puedas remontar por ti mismo.

Cómo remar y dar brazadas

Los entusiastas del paddleboarding te dirán que hay varias formas de remar en una tabla, pero un principiante sólo tiene que preocuparse de dos brazadas para empezar: la brazada de avance y la brazada de retroceso:

  • Batida de avance: La brazada de avance, o brazada de barrido, te permite avanzar o girar la tabla, dependiendo de la dirección en que te muevas. Para realizar una brazada de avance, utiliza tu núcleo para equilibrarte y agarrar el remo. Mantén el brazo superior cerca del cuerpo y extiende el remo en el agua. Para avanzar, rema en línea recta. Para girar, utiliza tu torso para colocar el remo en el agua en el lado opuesto al que quieres girar y tira de él hacia la parte trasera de la tabla mientras te inclinas hacia el giro.
  • Carrera inversa: La brazada inversa te ayudará a detenerte, frenar o girar. Coloca el remo detrás de ti, en el agua, y gira el torso mientras mueves el remo por el agua a un lado de la tabla. Sigue arqueando la brazada hasta que tu tabla empiece a girar.

Consejos para principiantes de paddleboarding

El paddleboarding es divertido para todas las edades, y estos consejos para principiantes te ayudarán a dominar la habilidad en poco tiempo.

Dimensiona correctamente tu pala

1. Dimensiona correctamente tu pala

Los remos de paddleboarding son diferentes de los remos de canoa y kayak. Son más ligeros, más largos y aproximadamente entre 10 y 15 centímetros más altos que el usuario, dependiendo del tipo que elijas. Algunos remos pueden ser más pequeños, dependiendo del agua en la que te encuentres y del tipo de remo que estés aprendiendo. 

Dimensiona tu pala poniéndola en vertical con la hoja en el suelo, extendiendo el brazo por encima de la cabeza y viendo dónde descansa cómodamente tu mano en el extremo del eje de la pala. Una pala ajustable te permitirá personalizar la longitud de la pala para adaptarla a tu altura o a la profundidad del agua, mientras que las palas fijas ofrecen un agarre más firme.

Las palas se fabrican con diversos materiales, como fibra de vidrio, madera, aluminio, plástico y fibra de carbono. La pala tiene una ligera curvatura para cortar el agua. Comprueba siempre cómo sientes el peso de la pala en tus manos y haz varias brazadas de prueba con ella. El tamaño de la pala debe coincidir con tu altura y peso. 

Cuanto más ligero seas, más ligera debe ser tu pala y viceversa. Utilizar una pala demasiado pesada para ti cansará tus brazos y tu núcleo rápidamente y podría provocar lesiones tras un uso prolongado. Utilizar una pala de tamaño insuficiente podría ser ineficaz y dejarte sin poder mover tu tabla de pádel hacia delante mientras estás en ella.

Las palas de las tablas de pádel tienen forma de lágrima o de rectángulo. Cuanto más anguladas sean, menos superficie habrá al dar las brazadas. Las palas más redondas te dan más espacio para empujar el agua hacia adelante y hacia atrás.

Elija un lugar apto para principiantes

2. Elija un lugar apto para principiantes

Es más fácil y seguro aprender a hacer paddleboarding en un entorno controlado y tranquilo antes de pasar a otros más desafiantes. Elige un lago de aguas tranquilas y practica en un día con poca o ninguna resistencia al viento. Escoge una parte del lago que no esté demasiado concurrida o ocupada por el tráfico de embarcaciones y otros remeros, ya que aún no sabrás cómo girar y evitar los obstáculos.

Busca una zona en la que te sientas seguro y cómodo, preferiblemente con un descenso gradual hacia el agua, para que puedas confiar en tu tabla únicamente y no en tus pies o en el suelo. Si empieza a llover o a hacer demasiado viento mientras estás en el agua, baja con cuidado sobre la tabla con el vientre pegado a la cubierta y el remo recogido, y utiliza los brazos para volver a la orilla lo más rápido posible.

Nunca aprendas a hacer paddleboarding solo. Probar cosas nuevas con tus seres queridos es una forma estupenda de estrechar lazos y aprender unos de otros, y es más seguro saber que hay alguien que te cuida cuando te caes o entras en una parte más profunda del agua. Continúa practicando el embarque, el lanzamiento, la remada y las diferentes brazadas hasta que te sientas lo suficientemente seguro como para probar nuevas técnicas o pasar a una masa de agua más desafiante.

Si practicas el paddleboarding en el océano, ten en cuenta la distancia que te separa de tu entorno, incluyendo muelles, embarcaderos y surfistas. Nunca te alejes demasiado de la orilla. Ten en cuenta las mareas y las corrientes y nunca empieces a remar sin un PFD.

3. Mantener y almacenar correctamente el tablero

Cuanto mejor cuides tu tabla de pádel, más segura y fiable será en el agua. El cuidado adecuado incluye la limpieza, el almacenamiento y la reparación regulares:

  • Limpieza: Enjuague siempre el agua salada de su SUP antes de guardarla después de cualquier tiempo en el océano. Si es necesario, utiliza un producto de limpieza seguro para el SUP para enjuagar tu tabla y minimizar la acumulación de moho o sal. Nunca restriegues tu tabla con esponjas abrasivas o limpiadores fuertes. Asegúrate de que la tabla esté bien seca antes de enrollarla o guardarla en una bolsa. Siga todas las recomendaciones del fabricante para aceitar o encerar los componentes de la tabla.
  • Almacenamiento: Puedes guardar la mayoría de las tablas inflables desinflándolas y enrollándolas de forma compacta cuando termines de remar por la temporada. Si no, puedes guardar tu tabla de pádel dura en una bolsa para tablas o en un estante fuera del suelo. Quita los accesorios y las aletas antes de guardarla durante la temporada. Nunca guardes tu tabla de pádel bajo la luz directa del sol o en cualquier lugar donde pueda verse afectada por temperaturas extremas o por los elementos.
  • Reparación: Aunque las tablas de pádel son muy duraderas, los obstáculos, las colisiones y el desgaste normal pueden causar agujeros y arañazos. Lleva siempre contigo un kit de parches por si acaso, y lleva tu tabla a un profesional para una solución más permanente. Nunca practiques el paddleboard con una tabla dañada.

Accesorios para tablas de pádel

4. Añadir accesorios al tablero

A medida que te sientas más cómodo en tu tabla, considera invertir en accesorios para mejorar tu experiencia. Algunas opciones populares son:

  • Bolsas refrigerantes: Las bolsas refrigerantes se acoplan a tu SUP y mantienen el agua potable fría, fresca y siempre al alcance de la mano, algo imprescindible para los viajes más largos.
  • Correas de transporte: Las correas de transporte facilitan el transporte de la tabla de pádel desde su casa o vehículo hasta la orilla. Otras opciones son las bolsas de transporte, que encierran la tabla mientras está atada a tu cuerpo.
  • Cinta reflectante: Coloca cinta reflectante en tu tabla de surf de remo si planeas hacer algún tipo de remada después de que oscurezca o en condiciones de poca luz. El reflejo ayudará a alertar a otros navegantes y remeros de que estás en la zona y que deben proceder con precaución.
  • Kits de anclaje: Un kit de anclaje es esencial si vas a permanecer en un lugar durante mucho tiempo, como para hacer yoga, descansar o pescar. El kit de anclaje mantendrá tu tabla en su sitio en lugar de que se vaya a la deriva. Aun así, tendrás que aprender a mantener el equilibrio, ya que tu tabla se moverá de forma natural de un lado a otro cuando sople el viento o las corrientes.
  • Carro de SUP: Un carrito de SUP con ruedas te ayudará a transportar una o más tablas grandes si son demasiado pesadas o altas para llevarlas tú solo.

5. Embarque desde el muelle

No todos los principiantes se sienten cómodos embarcando desde el agua las primeras veces. En su lugar, puede ser útil embarcar desde un muelle flotante. Algunos muelles, como el muelle de perfil bajo EZ Dock, se sitúan muy cerca del agua y se ajustan de forma natural a su subida y bajada, por lo que puedes tomarte tu tiempo para embarcar y lanzar tu tabla de pádel.

Asociarse con EZ Dock

Asóciese con EZ Dock para simplificar su experiencia con el paddleboarding

El paddleboarding es una forma divertida y fácil de usar para mantenerse activo y explorar las aguas locales. Los muelles flotantes EZ Dock lo hacen más fácil que nunca con secciones de muelles flotantes antideslizantes, resistentes al calor y sin astillas para embarcar y botar en su propiedad privada o pública.

Póngase en contacto con nosotros para saber más sobre las ventajas de EZ Dock y solicite un presupuesto hoy mismo.

Comparte: